EEUU prohíbe transacciones con la criptomoneda Petro

El presidente venezolano Nicolás Maduro lanzó la criptomoneda venezolana el mes pasado.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Consejos para prevenir la gripe

    El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso este lunes nuevas sanciones económicas contra Venezuela al prohibir cualquier transacción con la criptomoneda venezolana "petro" y sumar a otros cuatro altos cargos del Gobierno de Maduro a su lista de sancionados.

    Mediante una orden ejecutiva, el mandatario prohibió "todas las transacciones" vinculadas al sistema financiero estadounidense "con cualquier moneda digital que haya sido emitida por, para o en nombre del Gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018".

    Según explicaron en una conferencia de prensa telefónica altos funcionarios del Gobierno estadounidense, las nuevas medidas responden al "claro objetivo" del Gobierno Trump de atajar "el desastre humanitario" que sufre el pueblo venezolano.

    Estados Unidos considera que el uso de la criptomoneda por parte de Venezuela es parte de sus esfuerzos por mantener "su régimen dictatorial", por lo que llamó a Maduro a "dar marcha atrás" y poner fin al sufrimiento de los venezolanos.

    En el texto de la orden ejecutiva, Trump argumenta haber tomado la decisión "a la luz de las recientes medidas adoptadas por el régimen de Maduro para intentar eludir las sanciones" estadounidenses previamente impuestas, en un proceso que "la Asamblea Nacional elegida democráticamente por Venezuela ha denunciado como ilegal".

    Con el respaldo de las reservas de crudo, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, lanzó la criptomoneda el mes pasado para ampliar el capital del país ahogado por la crisis y para eludir las restricciones económicas estadounidenses.

    Paralelamente, el Departamento del Tesoro impuso hoy también sanciones económicas contra cuatro altos cargos del Gobierno de Maduro, cuyos activos sujetos a la jurisdicción de EE.UU. quedaron así congelados.

    Estos son Américo Alex Mata García (Mata), director suplente de la Junta Directiva del Banco Nacional de Hábitat y Vivienda y Willian Antonio Contreras, jefe de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE), la agencia responsable de imponer controles de precios en Venezuela.

    Además, Nelson Reinaldo Lepaje Salazar, jefe de la Oficina del Tesoro Nacional de Venezuela, y Carlos Alberto Rotondaro Cova, ex presidente de la Junta Directiva del Instituto Venezolano de Seguridad Social (IVSS), la agencia gubernamental encargada de proporcionar medicamentos a los pacientes para enfermedades crónicas.

    "El presidente Maduro diezmó la economía venezolana e impulsó una crisis humanitaria. En lugar de corregir el rumbo para evitar más catástrofes, el régimen de Maduro intenta eludir las sanciones a través de la moneda digital Petro", dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, en un comunicado.

    Mnuchin informó además de haber participado el lunes en una "importante reunión" en Argentina con sus homólogos de la región y de Europa, en la que abordaron cómo trabajar para "restaurar la democracia venezolana, combatir la cleptocracia del régimen de Maduro y responder a la crisis humanitaria".

    "Instamos a Maduro a que distribuya ayuda humanitaria y deje de bloquear la tan necesitada ayuda extranjera para el sufrimiento de la población de Venezuela, y nuevamente hacemos un llamado a los militares venezolanos para que respeten y defiendan la Constitución", agregó Mnuchin.

    No obstante, el Gobierno estadounidense aun "sigue estudiando" las posibilidades de imponer también sanciones al petróleo venezolano, una opción que, según dijeron los altos funcionarios, "sigue sobre la mesa".

    El Ejecutivo de Trump quiere estar seguro de las consecuencias que podría tener una medida de tal calado, la cual "afectaría drásticamente al pueblo venezolano, a los países caribeños y también a la economía estadounidense", añadieron.

    El senador demócrata Bob Menéndez y el republicano Marco Rubio, de los más activos contra el Gobierno de Venezuela en el Congreso estadounidense, advirtieron a Trump sobre las consecuencias de la criptomoneda poco después de ser anunciada por Maduro y hoy aplaudieron la decisión del mandatario.

    "Más allá de la evasión de sanciones, el Petro fue diseñado claramente para perpetuar el lavado de dinero y el saqueo de los recursos públicos que trágicamente han llevado a Venezuela a la ruina económica", insistió Menéndez al dar la bienvenida a las sanciones.

    Por su parte, Rubio felicitó al presidente por "continuar tomando medidas contra los esfuerzos del ilegítimo régimen de Maduro" y le alentó a imponer sanciones adicionales en las próximas semanas.