Reina la incertidumbre en Israel tras el empate técnico en las elecciones

Ni el primer ministro ni su contendiente, Berry Gantz, lograron la mayoría en las urnas.

1169020720

Los israelíes afrontaban el jueves la incertidumbre política, dos días después de unas elecciones que dejaron a los dos principales partidos del país igualados y sin una vía clara para formar un gobierno de coalición.

Con casi el 95% de los votos escrutados, el partido Azul y Blanco tenía 33 de los 120 escaños en el parlamento israelí.

El partido Likud del primer ministro, Benjamin Netanyahu, sumaba 32 escaños.

Sin embargo, los próximos pasos no estaban claros porque Avigdor Liebermen, el líder político que parece tener la llave del gobierno, insiste en un gobierno secular entre los dos, mientras que Azul y Blanco se niega a formar parte de una coalición así mientras Netanyahu siga liderando Likud.

El presidente de Israel tenía previsto celebrar una ronda de consultas con todos los partidos antes de seleccionar al candidato que cree tendría las mejores opciones para formar una coalición estable.

Mientras tanto, el primer ministro en funciones de Israel, Benjamín Netanyahu, ofreció a su rival, el centrista Beny Gantz, formar un ejecutivo de unidad nacional, informó el diario Haaretz.

"No hay otra opción que formar un amplio gobierno de unidad", dijo Netanyahu, que instó a Gantz a "trabajar juntos", a reunirse hoy mismo y a evitar terceras elecciones.

Con el 97% escrutado de los votos del pasado martes, la coalición Azul y Blanco de Gantz gana por la mínima al partido derechista Likud de Netanyahu, y ninguna de los dos tiene una mayoría por si sola para formar Gobierno.

Contáctanos