No solo es víctima de fraude, también recibe amenazas