El detalle que demuestra cómo el gol de Mandzukic pudo no ocurrir