Meunier inauguró la fiesta de Bélgica