Andrew, el huracán que devastó a la Florida