Mapas electorales: regresa la polémica

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En el mapa distrital de Texas los hipanos llevan las de perder porque están ubicados sin poder electoral.

    Los senadores estatales republicanos aprobaron ésta semana los mapas políticos temporales del estado en una votación partidista al rechazar los cambios propuestos por los demócratas.

    Con ello, prepararon el escenario para lo que probablemente serán años de pleitos legales y legislativos.

    Tras la celebración de audiencias en todo el estado, el senador republicano Kel Seliger, presidente del Comité de Redistribución de Distritos del Senado, se opuso a cuatro enmiendas ofrecidas por los demócratas que dijeron que sus mapas protegerían mejor los derechos de voto de las minorías.

    Los demócratas también trataron de eliminar el lenguaje que declara constitucionales los mapas provisionales elaborados por los jueces federales en San Antonio.

    Los mapas van ahora al Senado, controlado por los republicanos y si se aprueban, los grupos minoritarios se han comprometido a impugnarlos en los tribunales.

    Desde 1974, cada intento de la Legislatura para trazar nuevamente los distritos políticos ha dado lugar a pleitos prolongados de derechos civiles y el proceso de redistribución de distritos del 2011 no es una excepción.

    Una corte federal de distrito en Washington ha declarado que los mapas originales elaborados en 2011 por la mayoría republicana en la Asamblea Legislativa, discrimina intencionalmente a las minorías.

    Debido a esa decisión, el gobernador Rick Perry ha pedido a la Legislatura una sesión especial para aprobar los mapas provisionales elaborados por tres jueces federales en San Antonio como una medida provisional hasta que el tribunal de Washington tome una decisión final.