Imprudencia al manejar deja un muerto

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – Una vez más, la imprudencia al conducir dejó un saldo trágico.

    Esta vez fueron tres adolescentes que conducían un vehículo a alta velocidad por las calles residenciales del distrito de Spring Branch, quienes se vieron involucrados en un accidente.

    De acuerdo con el Departamento de Policía tres jóvenes de 18, 16 y 13 años viajaban en una camioneta pick up Ford 150 cuando el conductor perdió el control del auto en una curva, golpeó una cerca y finalmente se estrelló contra un árbol.

    Uno de los pasajeros, el menor de 16 años, murió tras el golpe que recibió en el choque.

    El conductor, de 18 años, y el de 13 años fueron trasladados a un hospital del área, pero se encuentran fuera de peligro.

    Todos los ocupantes de la camioneta fueron expulsados del auto al no llevar puesto el cinturón de seguridad.