Amainan nevadas, pero el frío continuará

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    Algunas partes de Estados Unidos que fueron azotadas por una fuerte tormenta invernal el fin de semana seguirán cubiertas de hielo y sin electricidad durante Navidad y unos días más debido a una continua carga de lluvia y bajas temperaturas. El primer día oficial de invierno, el domingo, trajo una mezcla de nevadas en el centro norte del país, y temperaturas agradables en el noreste. La lluvia y los deshielos hicieron crecer arroyos y ríos, provocaron el cierre de caminos e inundaron pasos a desnivel en Indiana, Ohio y otros estados de la región de los Grandes Lagos. Más de 390,000 viviendas y negocios estaban sin electricidad el lunes en Michigan, el norte del estado de Nueva York y el norte de Nueva Inglaterra. Casi medio millón se habían quedado sin servicio el domingo. La mayoría fueron en Michigan, donde las principales proveedoras del servicio eléctrico dijeron que pasarían días antes de restablecer el servicio por completo debido a la dificultad de puentear los cables rotos. En Maine, el número de clientes sin servicio eléctrico subió a más 78,000 y el frío persistía. "Definitivamente no se irá", dijo el lunes Margaret Curtis, del Servicio Meteorológico Nacional, quien trabaja en Gray, Maine. "De hecho no hay muchas partes donde se pronostique que las temperaturas suban por encima del punto de congelación". Ello significa que los caminos que no reciban tratamiento y las aceras de la región continuarán teniendo condiciones resbalosas y peligrosas para las personas que salgan a hacer sus compras de último minuto para Navidad. Al menos 11 muertes fueron relacionadas con la tormenta invernal en Estados Unidos, incluyendo cinco personas que fallecieron por una inundación en Kentucky y una mujer que murió después que un tornado con vientos de 130 millas por hora azotó Arkansas. Otra mujer murió en Arkansas, cuando perdió el control de su vehículo en una parte congelada de una carretera interestatal. Un hombre murió en Vermont por intoxicación con monóxido de carbono expulsado por un generador que fue encendido después que la tormenta dejó su casa sin electricidad, dijo la policía estatal. Cinco personas murieron en accidentes en autopistas de Canadá a causa de la tormenta. Más de 4,000 vuelos estaban retrasados, la mayoría en Nueva York, Washington, Chicago, Denver, Dallas y Houston. Más de 275 vuelos fueron cancelados, principalmente en Chicago, Denver, Houston y Dallas, dijo la compañía de datos de aviación FlightAware. La cifra es la normal para un día típico y mejoró mucho respecto a las 700 cancelaciones del domingo. Por lo general hay más de 30,000 vuelos diarios en Estados Unidos. Aunque el frío seguirá siendo una molestia para la gente, no se prevén precipitaciones mayores para el final de la semana, dijo Curtis. "Le dará a las personas algo de tiempo para recuperarse de esto", agregó.