Nueva anécdota del Papa en la calle

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    ROMA, Italia - El papa Francisco identificó a una persona conocida entre los miles de fieles que acudieron a la plaza de San Pedro durante su saludo previo a la tradicional audiencia de los miércoles y le invitó a subir al papamóvil. El pontífice logró distinguirle entre la multitud de la plaza y le invitó a subir a su vehículo, en el que estuvieron conversando durante unos breves minutos, tras los cuales se despidieron para que el papa pudiera continuar con su saludo. Francisco ya hizo algo similar con otro conocido, el compatriota Fabián Baéz, párroco en una iglesia del centro de Buenos Aires. Ocurrió el 8 de enero, y en aquella ocasión, el papa argentino pidió al conductor de su papamóvil reanudar el trayecto con Báez dentro del coche.