4 DE JULIO

Trump promete “derrotar a la izquierda radical” en su discurso del 4 de julio

Cientos de personas acudieron a la Casa Blanca para celebrar el Día de la Independencia, sin respetar el distanciamiento social y muchos sin tapabocas.

U.S. President Donald Trump is displayed on a screen as he speaks during an event at Mount Rushmore National Memorial in Keystone, South Dakota, U.S., on Friday, July 3, 2020. The early Independence Day celebration, which will feature a military flyover and the first fireworks in more than a decade, is expected to include about 7,500 ticketed guests who won't be required to wear masks or socially distance despite a spike in U.S. coronavirus cases.

WASHINGTON — El presidente Donald Trump arremetió este sábado contra la izquierda radical y la prensa durante su discurso del Día de la Independencia en un acto en la Casa Blanca, al que asistieron cientos de personas sin respetar el distanciamiento social por la pandemia del coronavirus.

"Ahora estamos en proceso de derrotar a la izquierda radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores, los saqueadores y a la agente, que en muchas instancias no sabe en absoluto lo que está haciendo", dijo el mandatario en un discurso en el acto "Salute to America" (Saludo a Estados Unidos) por la festividad del 4 de julio.

Al igual que otros eventos de Trump, este se convirtió más en un acto de campaña que en un discurso dirigido a toda la nación.

Al acto en los jardines de la Casa Blanca acudieron cientos de personas, entre ellas menores, sin respetar la distancia social y muchas de ellas sin mascarilla, como el propio Trump que se niega a llevarla, pese a las recomendaciones de los expertos sanitarios para evitar la expansión del COVID-19.

Trump hizo mención a la pandemia al afirmar que Estados Unidos ha sido "golpeado por el virus que vino de China y hemos hecho mucho progreso".

También acusó a China de "secretismo, engaño y de tapar" la crisis sanitaria, lo que, a su juicio, ha ayudado a la expansión del coronavirus SARS-CoV-2. "China debe rendir cuentas", zanjó el presidente, quien añadió que EE.UU. dispondrá de una vacuna antes de fin de año.

En otra de sus constantes, Trump arremetió contra los medios de comunicación "que etiquetan falsamente a sus oponentes de racistas y condenan a los ciudadanos patriotas".

Si has notado escasez de monedas, te contamos de qué se trata.

"No sólo me difaman a mí o al pueblo estadounidense, sino también a generaciones de héroes que dieron sus vidas por EE.UU", se quejó el presidente.

Trump culpó a los medios de "deshonrar el gran legado" y la memoria de los héroes estadounidenses.

"Cuanto más mientes (los medios de comunicación) y conspiras, más credibilidad pierdes", advirtió Trump, quien, pese a sus palabras poco conciliadoras, instó a la unidad de los estadounidenses, que, afirmó, solo será posible "con medios abiertos y libres".

Las palabras del presidente fueron seguidas de una exhibición de aviones militares que sobrevolaron el Mall, la explanada monumental que hay junto a la Casa Blanca, en donde se congregaron cientos de personas a pesar del llamado de las autoridades de quedarse en casa para evitar la expansión de la pandemia.

El residuo del gel en las manos podría provocar quemaduras de tercer grado al momento de encender los fuegos artificiales, según expertos.

A pesar de la advertencia de expertos, Trump insistió en seguir adelante con la celebración de eventos masivos, incluyendo el del Monte Rushmore, para el que la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, una aliada del presidente, dijo que no era necesario guardar la distancia social y las mascarillas eran opcionales.

Desde Monte Rushmore, Trump dedicó un pequeña parte de su intervención allí a la pandemia, que se ha cobrado la vida de más de 129,000 estadounidenses.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades advirtieron que las grandes aglomeraciones, como la prevista en Washington, presentan un riego para los contagios de COVID-19.

En otras partes del país, gobernadores y autoridades locales pidieron a los residentes que tomen precauciones en sus celebraciones.

El principal epidemiólogo del gobierno de EEUU, Anthony Fauci, avisó este martes de que el número de nuevos casos diarios de coronavirus en el país podría pasar pronto de 40,000 a 100,000, en una tendencia que consideró "preocupante".
Contáctanos