Brazos Electric Power Cooperative

Compañía eléctrica de Texas busca protección por bancarrota después de tormenta invernal

Brazos Electric Power Cooperative, presta servicios a 16 cooperativas de distribución que atienden a más de 1.5 millones de texanos en 68 condados.

TLMD-energia-shutterstock-83399101

La cooperativa de energía más grande y antigua de Texas está solicitando la protección por bancarrota del Capítulo 11, tras la tormenta de invierno del mes pasado que dejó a millones de personas sin energía.

Brazos Electric Power Cooperative, que presta servicios a 16 cooperativas de distribución que atienden a más de 1.5 millones de texanos en 68 condados desde Texas Panhandle hasta Houston, informó este el lunes que era una "empresa financieramente sólida y estable" antes del severo clima frío que golpeó Texas entre el 13 de febrero y el 19 de febrero.

Gran parte de la red eléctrica de Texas colapsó, seguida de sus sistemas de agua, mientras que decenas de millones se quedaron en casas heladas. El Estado, que durante mucho tiempo sospechó de la regulación y la ayuda externa, se vio obligado a buscar ayuda de otros estados y grupos humanitarios, ya que muchos de sus 29 millones de habitantes estaban luchando por sobrevivir.

Brazos informó que recibió facturas excesivamente altas del Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas por garantías y por el supuesto costo del servicio eléctrico. Como cooperativa, los costos de Brazos se transfieren a sus miembros y consumidores minoristas por lo que se decidió que no traspasará los costos de ERCOT a sus miembros ni a los consumidores.

“Permítanme enfatizar que esta acción de Brazos Electric fue necesaria para proteger a sus cooperativas y a sus más de 1.5 millones miembros minoristas de facturas eléctricas inasequibles mientras continuamos brindando servicio eléctrico durante todo el proceso supervisado por la corte”, informó Clifton Karnei, vicepresidente ejecutivo y gerente general de Brazos, en un comunicado.

Brazos dijo que continuará suministrando energía a los miembros mientras reestructura la cooperativa mientras está bajo protección por bancarrota.

La declaración de quiebra se produce el mismo día en que el fiscal general de Texas, Ken Paxton, dijo que estaba demandando al proveedor de electricidad Griddy por pasar facturas enormes a sus clientes durante la tormenta invernal de febrero. La demanda acusa a Griddy de violar la Ley de Prácticas Comerciales Engañosas de Texas y busca reembolsos para los clientes.

ERCOT trasladó a unos 10,000 clientes de Griddy a otras empresas de servicios públicos el viernes. Griddy dijo que ERCOT "tomó a nuestros miembros y efectivamente ha cerrado Griddy".

“Siempre hemos sido transparentes y centrados en el cliente en cada paso. Queríamos continuar la lucha para que nuestros miembros recibieran alivio y eso no ha cambiado ”, dijo Griddy.

Contáctanos